Volver

Empresas: a proteger su propiedad industrial

octubre 13, 2011

Julio José Orozco
Abogado Comercialista de la firma OROZCO Legal & Co.
www.orozco.legal
j.orozco@orozco.legal

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Diario LA REPÚBLICA / Asuntos Legales

Antecedentes: Con la aprobación del TLC con los Estados Unidos, la inminencia del firmado con la Unión Europea y lo avanzadas que se encuentran las mesas de trabajo con Korea del Sur, la Industria Nacional puede refugiarse en la legalidad para buscar su supervivencia.

Hemos notado cómo se ha infectado de nerviosismo nuestro sistema económico por estos días debido a la inminencia de la real y definitiva apertura económica de Colombia al mundo: Los célebres Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos, finalmente aprobado, con el de la Unión Europea en ciernes, y los acelerados avances en las mesas de negociación con Korea del Sur, ponen la economía de Colombia a batallar en el máximo escenario, cual es el mercado mundial.

Creo que sobre Colombia no primaba ya la decisión. Para nuestra nación es definitivamente indispensable participar del mercado mundial de bienes y servicios en flexibles condiciones de penetración y negociabilidad. El inmenso producto interno bruto de China ha provocado la recomposición de la economía mundial, y frente a las crisis de los otros bloques económicos, no nos queda otra que participar del “piscinazo” al que nos invita el Ministro de Hacienda Juan Carlos Echeverry, para verificar si en verdad sabremos nadar en las aguas tormentosas de la globalización.

La industria nacional tiene naturalmente mucho que perder, pues la competencia sobre los bienes y servicios en Colombia será visceral. Se ha advertido ya que el mercado podrá verse inundado de medicamentos producidos en el exterior; de prendas de vestir cuyo costo de producción afuera es incomparable e inigualable; de alimentos procesados que vienen a reemplazar mucho del producido agrícola nacional, en fin, el panorama, lejos de tranquilizar, inquieta en demasía.

Pese a todo esto, como paliativo, invito a la mayoría de la industria nacional a refugiarse cuanto antes en la legalidad para intentar sobrevivir. El ordenamiento jurídico colombiano ofrece diversidad de herramientas que le garantizan a la empresas colombianas la participación en el mercado en franca lid. Así pues, si una sociedad comercial que fabrica innovadores productos para el hogar teme por la desproporcionada competencia que le viene, puede acudir al registro Industrial de la Superintendencia de Industria y Comercio para registrar y proteger sus diseños industriales, para que éstos no sean explotados por los terceros sin escrúpulos que ingresarán al mercado prontamente. Igualmente, si se viene una oleada de empresas extranjeras a capturar el mercado nacional de la asesoría y consultoría empresarial, las personas naturales y jurídicas colombianas dedicadas a ello pueden acudir ante varias autoridades del orden nacional para que se les proteja desde ya en sus derechos morales y patrimoniales de autor, que bien reposan en los manuales, instructivos, conferencias, técnicas y estudios indicados que para con dichos servicios se tengan ya elaborados.

La propiedad industrial, como género, está protegida en Colombia frente al uso no autorizado por terceros, e incluso frente al uso en competencia desleal entre actores del mercado. Este ordenamiento jurídico permanecerá intacto con ocasión del pleno ejercicio de los mencionados tratados de libre comercio, luego la industria nacional puede protegerse de una eventual explotación comercial ilícita de sus bienes así como de una eventual usurpación de derechos de propiedad industrial o intelectual, de sus patentes, modelos de utilidad, marcas, secretos industriales, variedades vegetales, etc.

Julio José Orozco O.
OROZCO Legal & Co.
www.orozco.legal
Copyright © 2006 – 2016

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario