Volver

La anti-concesión del tercer canal

abril 13, 2010

Julio José Orozco
Abogado Comercialista de la firma OROZCO Legal & Co.
www.orozco.legal
j.orozco@orozco.legal

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Diario LA REPÚBLICA / Asuntos Legales

Comentaba en una pasada columna sobre la sanción por fijación de precios impuesta a los Ingenios Azucareros, así como sobre su condición de gremio fuerte paradójicamente multado. Igualmente aludía a la posible existencia de una barrera de entrada para nuevos industriales que deseen explotar el negocio de la caña. Pues bien. Para la tranquilidad de quienes no comprenden lo inopinado de esta situación, nos hemos topado ahora con el ejemplo, por antonomasia, de lo que constituye en realidad una barrera de entrada comercial, que no es otra cosa que los entramados que hostilizan el ingreso de nuevos negocios e inversiones al mercado nacional.

Es así como la Comisión Nacional de Televisión ha anunciado, nuevamente, la apertura del proceso por el cual entregará a particulares el uso y explotación en concesión de un tercer canal de televisión; pero, para sorpresa de todos, dicha invitación que nos adelanta en los medios el Director del ente, pareciera ilógicamente rezar: Los invitamos señores empresarios a no participar!

Dicha extraña invitación a no concursar, -ajena a derecho-, es el indicio más revelador sobre la manifestación positiva, quizás, de la mayor barrera de entrada a nuestro mercado de la que se tenga noticia. La Comisión Nacional de Televisión, parece, quiere adelantar un proceso para espantar a todo el que quiera operar un tercer canal de televisión abierta; nada distinto a una anti-concesión que, naturalmente, debe haber dejado muy tranquilos a los actuales explotadores del espectro electromagnético, y lo digo por las siguientes razones:

El Precio: Con alto grado de improvisación, ha dejado entrever la Comisión Nacional de Televisión, que concederá el uso del espacio por un costo superior a los cien millones de dólares, sin que al parecer de esta suma se pueda deducir el valor de la inversión en infraestructura, que por el correo de las brujas he sabido, supera la suma de otros cuarenta millones de verdes. Es muy claro pues, que el modelamiento financiero para llegar a ese valor, auque no oficializado, fue de poco rigor técnico, por no decir caprichoso; Haciendo un coloquial símil supone la compra de un caballo para exhibirlo en una feria, cuyos aperos cuestan más que el mismo cuadrúpedo.

El método de operación: No se sabe aún si la Comisión Nacional de Televisión reglamentará el uso compartido de infraestructuras, que en sana crítica, de hacerse, debería anunciarse antes que el proceso de contratación. No es claro para nadie si el operador entrante podría utilizar, en el ejercicio hipotético de la concesión, las facilidades técnicas materiales de los operadores ya establecidos en el mercado, y esta reglamentación, de adoptarse, tendría un claro efecto en la ecuación económica del contrato.

En cuanto al nuevo standard y formato: La meta establecida de cobertura para finales de 2010, que es de un 25% de señal digital a nivel nacional, podría ser para el operador entrante otra clara desventaja si la Comisión Nacional de Televisión no lo aclara, pues éste tendría menos tiempo para ajustar su señal que aquél con el que han contado los operadores privados actuales. Y resulta aún más grave, -por la falta de claridad en los comunicados de prensa y la ausencia de los términos de referencia-, el hecho de estar obligado el nuevo operador a montar la red análoga y la digital al tiempo, con los costos y dificultades técnicas que eso implica.

Así pues, somos hoy testigos de la materialización de una barrera de entrada sin antecedentes en el país, y es esa misma “honestidad”, -practicada por nuestras instituciones en términos irónicos- la que, con ánimo ventajoso, nos autoriza a los colombianos a exigir de nuestros vecinos y socios comerciales el acceso de nuestra economía a sus mercados sin restricciones; vaya contradicción!

Julio José Orozco O.
OROZCO Legal & Co.
www.orozco.legal
Copyright © 2006 – 2016

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *