Volver

La Dian: ¡Adelante en su vigor!

septiembre 1, 2010

Julio José Orozco
Abogado Comercialista de la firma OROZCO Legal & Co.
www.orozco.legal
j.orozco@orozco.legal

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Diario LA REPÚBLICA / Asuntos Legales

En América del Norte, varios siglos atrás, con más precisión en el año de 1770, un movimiento revolucionario concertado por 13 colonias británicas, decidió, con argumentaciones sólidas, liberarse del yugo del Imperio Inglés. El Parlamento Británico trataba con cruel indiferencia a estas provincias, las que no tenían representación en él. Irónicamente, a la hora de los ajustes fiscales, o para financiar expediciones y guerras, si recibían del otro lado del atlántico expeditas y fuertes regulaciones impositivas, cuyo cobro materializado a todas luces se presentaba como injusto. Nació allí, en esa atmósfera revolucionaria, el conocido y renombrado slogan “no taxation without representation”, que significa para las democracias de nuestros días, el título verdadero a través de cual los gobiernos exigen y se autorizan del recaudo de los tributos en favor del estado, a cambio de garantizar la representatividad de los asociados a través del ejercicio de mecanismos como el voto.

Esta sencilla filosofía nos permite entender lo importante de la institución del tributo, en relación con la seguridad fiscal del estado. Días atrás, en páginas de este diario y de otros medios, se analizó la delicada situación de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, -que enfrenta un cúmulo importante de demandas, por presuntos perjuicios causados a negocios y a ciudadanos en el ejercicio de sus funciones.

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, orgullosamente para los colombianos, ha experimentado un proceso de fortalecimiento en los últimos 15 años. Si existen actuaciones administrativas que nos merecen inmediata atención, son aquellas de la DIAN. Todo el universo de negocios y de actividades empresariales que atañe a nuestra sociedad, gira en torno a esta institución. La importancia de la DIAN hoy, es indiscutible. Como Unidad Administrativa Especial es un ente con capacidad, con elemento humano supremamente perfilado, con variadas y poderosas herramientas de trabajo, con funciones de policía judicial ágiles, con excelentes estadísticas; es una entidad con muchas ganas de trabajar!. Pero ha sido precisamente ese vigor, el que ha ocasionado su enfrentamiento en estrados judiciales con ciudadanos, quienes le culpan por presuntos perjuicios sufridos; hechos que la justicia hoy procesa en búsqueda del análisis correcto sobre las pruebas del daño emergente y lucro cesante alegados en cada caso.

Creo prudente y necesario, que invitemos a la ciudadanía a hacer el examen contra la DIAN, pero de manera justa, correcta y ponderada, porque solemos olvidar que nuestra democracia, como todas, descansa en los cimientos que se logran, entre otras razones, por la realidad fáctica del recaudo impositivo. Hemos sido los ciudadanos los más férreos críticos de fenómenos como la evasión y elusión, fenómenos que con ese mismo vigor, ha ido enfrentando y superando la DIAN, con creces.

Seguramente la DIAN, a través de su Comité de Conciliación y Repetición, y en ejercicio de la planeación estratégica, asegurará para los colombianos una política acertada en el tratamiento de dichas demandas, y de los riesgos que implica ese vigor; vigor que le ha permitido al estado consolidarse fiscalmente, para el bien de nosotros los ciudadanos.

Julio José Orozco O.
OROZCO Legal & Co.
www.orozco.legal
Copyright © 2006 – 2016

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *