Volver

La Justicia: ¡Su Acceso en Receso!

septiembre 20, 2010

Julio José Orozco
Abogado Comercialista de la firma OROZCO Legal & Co.
www.orozco.legal
j.orozco@orozco.legal

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Diario LA REPÚBLICA / Asuntos Legales

Cinco años atrás, durante mi corto paso como funcionario del Ministerio del Interior y de Justicia, aprendí sobre lo segundo algo que me marcaría para siempre. Cuando nos dispusimos a inaugurar la primera Casa de Justicia de la ciudad de Montería, departamento de Córdoba, con el ánimo de que asistieran a dicho acto el Presidente de la República de entonces, y los altos funcionarios de la USAID, financiadores del programa, les conquistamos con el siguiente análisis, bastante seductor por decirlo así: La justicia en Colombia anticipa para los ciudadanos los siguientes tres inconvenientes: 1. Es una justicia lejana, 2. Es una justicia dispersa, y 3. Es una justicia costosa. Las Casas de Justicia son la solución Señor Presidente! -le dijimos- , primero porque están en los barrios, segundo porque en ellas se agrupan todas las autoridades, y tercero porque no se cobra por el servicio allí prestado a las ciudadanos. Jamás olvidaré aquel sencillo pero contundente diagnóstico; el problema de la justicia en Colombia, -por lo menos el principal-, es de acceso! Fui iluso para entonces. Pensé que a estas alturas estaríamos inundados de Casas de Justicia, pues era tonto pensar que el estado colombiano dejaría de decidirse por tan hermosa , simple, y popular política pública.

Con ocasión del vigente debate sobre la reforma a la justicia, quisiera, con toda humildad, resaltar la ausencia de ese tipo de propuestas; esas que hemos olvidado diseñar durante años para tan importante tema como lo es el de acercar la justicia a los ciudadanos. El acceso a la justicia es un derecho fundamental, pero extrañamente, ha sido el tema que menos se ha logrado consensuar en cada intento de reforma a la justicia. Por el contrario, hemos entrado en el desgastante debate de reformular el aparato judicial desde el pináculo, desde el techo, como si la composición de las cortes y la doble instancia para congresistas fuese determinante para el futuro de nuestra sociedad; nada más lejano a la satisfacción material de la necesidad de los ciudadanos de encontrar la máxima conocida de una justicia pronta y cumplida, necesidad que clama a gritos la reformulación de dicho aparato, pero desde la puerta de entrada!.

Debemos reconocer, eso si, que los ajustes al ejercicio de la acción de tutela, el reconocimiento expreso de la independencia de la justicia en aras de la protección de la seguridad jurídica, pero sobretodo, la transparencia, altura y sinceridad con que el nuevo gobierno ha inaugurado el debate, constituyen ingredientes muy interesantes que le auguran futuro a la propuesta en el congreso. Pinta muy bien la prosperidad democrática en lo que corresponde al fortalecimiento de la justicia, pero reconozcamos el acceso a ella como un protagonista necesario de la polémica. El tema del acceso a la justicia, hoy en receso, clama por su titularidad.

Julio José Orozco O.
OROZCO Legal & Co.
www.orozco.legal
Copyright © 2006 – 2016

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *