Volver

La Tutela: Un Medio Justo pero sin Justo Medio

agosto 9, 2010

Julio José Orozco
Abogado Comercialista de la firma OROZCO Legal & Co.
www.orozco.legal
j.orozco@orozco.legal

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Diario LA REPÚBLICA / Asuntos Legales

Tûtêla – Tûtêlae, sustantivo de la primera declinación del latín, nominativo, singular, femenino, significa en castellano “protección”, y en aquellos lejanos tiempos, cuando el imperio romano asomaba apenas incipiente, era una expresión que hacía singular referencia a la permanente acción vigilante que ejercían los dioses, con respecto a comunidades y pequeños grupos humanos, que creían que sólo por voluntad milagrosa de ellos proveniente, sobrevivían.

Varios miles de años transcurrieron desde entonces, para que los modernos estados de derecho de génesis continental europea, transformaran aquella expresión en toda una verdadera institución jurídica. La Tutela, sin duda alguna, es para los colombianos la conquista más importante desde que la Constitución de 1991 mantiene su vigencia. Antes de su robustecimiento, nuestro estado, sus instituciones y su aparato judicial, ponían habitualmente en riesgo los derechos e incluso la vida de las personas, a tal punto que para ellas, sólo quedaba como opción, volver los ojos hacia el cielo en búsqueda, esta vez, de la protección de nuestro dios supremo, -rememorando como lo hacían, hace más de 20 siglos, aquellas desprotegidas comunidades romanas-.

En líneas pasadas resaltamos la imperiosa necesidad que tendrá el entrante gobierno del Dr. Juan Manuel Santos, de impulsar y concretar la reglamentación específica de la acción de tutela, para superar el escenario actual de los desbarajustados efectos que produce su ejercitación, sobretodo contra fallos y sentencias. Un somero examen del espíritu del constituyente, evidencia que si bien, éste previó el abuso de las autoridades públicas ejecutivas, y creó la tutela como antídoto, no imaginó jamás que se llegase como hoy, a incómodas instancias de evidenciar posibles abusos de los jueces.

Encontrarle un justo medio al uso de este importante instrumento, traerá como consecuencia final un estado de derecho mejor y una seguridad jurídica palpable. Debemos eso si, defender a ultranza su existencia, porque se ha transformado en un medio justo para las pretensiones de la defensa de la vida y demás derechos fundamentales de los colombianos.

Julio José Orozco O.
OROZCO Legal & Co.
www.orozco.legal
Copyright © 2006 – 2016

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Una Respuesta a “La Tutela: Un Medio Justo pero sin Justo Medio


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *