Volver

Legalización de las Drogas: Un Imposible Total

junio 5, 2011

Julio José Orozco
Abogado Comercialista de la firma OROZCO Legal & Co.
www.orozco.legal
j.orozco@orozco.legal

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Diario LA REPÚBLICA / Asuntos Legales

Observamos cómo, la semana pasada, diversos medios de comunicación hicieron eco de la propuesta de varias personalidades nacionales y extranjeras, quienes llaman al giro en la estrategia de lucha contra las drogas recomendando la legalización de los estupefacientes. Tamaña irresponsabilidad merece hoy nuestras líneas.

La Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito, UNODC, el ente más autorizado a nivel mundial en relación a las drogas, recauda año tras año y a costo de millones de dólares, estudios y estadísticas sobre el consumo de drogas en el mundo, tráfico de éstas, efectos, precios y demás. En su informe anual de 2009 grabó en piedra la siguiente conclusión: “La legalización de las drogas es un imposible moral, ético, fáctico, económico y estadístico”. Si estudiamos pormenorizadamente cada capítulo de dicho estudio, no tendremos camino distinto a comulgar con él por los siguientes razonamientos:

1ª razón: La legalización del alcohol y del tabaco es un pésimo antecedente. Sabían ustedes queridos lectores, que hoy por hoy, mueren, probadamente, muchas más personas por los dañinos efectos del tabaco y del alcohol, que por los efectos de las drogas? Afirma, categóricamente la UNODC, que aproximadamente 500 millones de seres humanos vivos hoy morirán por el consumo “legalizado” del cigarrillo en los próximos años.

2ª razón: Ante la imposibilidad de ensayar una legalización instantánea mundial, sería un fracaso la única legalización posible: la progresiva; No es secreto que se crearían asimetrías muy grandes entre los mercados de las drogas ilícitas, lo que dispararía el precio en los países que optaran por la legalización, buscando reducir el consumo, pero sufriendo el país vecino un catastrófico efecto contrario; lugar donde se incentivaría el gran mercado de la oferta y de los precios bajos para la intermediación.

3ª razón: Ante una inminente legalización, no podría jamás compararse la capacidad de las naciones ricas para trazar políticas públicas de salubridad indicadas para la drogadicción, versus la ínfima capacidad de las naciones pobres; La legalización destrozaría las sociedades de los países pobres, léase sin dubitación alguna: Colombia.

4ª razón: Estadísticamente, está probado que el segmento de la población más vulnerable al riesgo de ingresar al mundo de las drogas es el de los adolescentes. Si se pensase en una legalización hoy, condenaríamos a mil millones de jóvenes a los efectos de las drogas por el resto de sus vidas.

5ª razón: Se ha propuesto así mismo, una legalización “gravada”, es decir, con impuesto al consumo; pero ha dicho la UNODC, que además de ser éste un impuesto regresivo e inmoral, sería muy mal antecedente para la historia fiscal de los estados, el alimentar sus finanzas del deterioro en la salubridad de sus ciudadanos.

6ª razón. Se ha comprobado a nivel mundial, que los delincuentes utilizan las drogas para así proceder con sus Delitos; esto por los efectos de relajada psiquis que las drogas logran en ellos. Habría que imaginar lo mucho que aumentaría el delito si las drogas estuviesen libremente a disposición de éstos.

En resumen, exijamos que el debate sobre la legalización de las drogas se aterrice a su verdadero análisis; mismo que nos demuestra, al punto de aterrorizarnos, que nuestra imaginación debe dar para otras cosas, menos que para intentar una legalización que a todas luces se muestra como un imposible total.

Julio José Orozco O.
OROZCO Legal & Co.
www.orozco.legal
Copyright © 2006 – 2016

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *