Volver

Seriedad en el Fútbol S.A.

julio 6, 2010

Julio José Orozco
Abogado Comercialista de la firma OROZCO Legal & Co.
www.orozco.legal
j.orozco@orozco.legal

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Diario LA REPÚBLICA / Asuntos Legales

Con añoranza, hemos visto por estos días la excelente presentación de los seleccionados de fútbol latinoamericanos en la copa mundial de Suráfrica. Lo digo con añoranza, porque nuestra selección ha estado ausente de dicha gesta, y remisa de dicho campeonato por más de 12 años.

La crisis del fútbol colombiano, -que no es otra cosa que la crisis de la dirigencia colegiada en sincronía con la crisis de lo clubes-, puede resolverse con la reformulación del modelo bajo el cual operan desde el punto de vista jurídico, léase mejor: La transformación de dichos entes, que en la actualidad son asociaciones o “clubes”, en verdaderas sociedades comerciales, ojalá anónimas y abiertas. Una “Ley Pelé” es lo que necesitamos para ulteriormente volver a los mundiales.

Bajo la contumaz y ligera figura asociativa de la actualidad, los clubes han podido mantenerse, vulgarmente, en largos periodos de pérdidas y desorganización, sin que el estado, los hinchas y demás ciudadanos, podamos siquiera realizar un somero escrutinio de las actuaciones de sus directivos. Los aportes de la incauta hinchada se le confían a una “administración” a la cual no se le puede hacer un seguimiento, y que ha demostrado interesarse primero por el pago de bonos a las directivas, relegando a otro renglón la obligación del pago de salarios a los jugadores!. Reina pues, tristemente, esta grosera impunidad en una actividad que al fin y al cabo es un verdadero negocio, y que como tal, debe sujetarse al estado de derecho formal. Así, bajo las figuras societarias formales vigentes, las obligaciones de carácter laboral y tributario las podría exigir el interesado, sea el particular o el estado respectivamente, respaldado por las herramientas que brinda el estado de derecho para hacerlo.

Ha demostrado la justicia, para rematar, que varias de dichas asociaciones han recibido donativos de procedencia sospechosa desde los años 90, situación, cuyo precio, lo ha pagado injustificadamente el estado al asumir la carga de administrarlas en ejercicio de la extinción de dominio.

Luego de una negociación realizada en virtud de un acuerdo con sus acreedores, resaltamos hace unos días que Millonarios se transformará para bien en una sociedad anónima, lo que permitirá el aporte mediante compra de acciones por parte de sus hinchas. Gracias a las normas de responsabilidad de los administradores, vigentes hoy para todo tipo de sociedades, podrán las autoridades ejercer inspección y vigilancia sobre sus cuentas, activos y negociaciones por primera vez. También aplaudimos este pasado 22 de mayo, que el América de Cali comenzó su proceso de democratización, que sin embargo, por su calidad ambigua de “corporación”, no asegura un proceso tan transparente como el de los azules.

Seriedad en el fútbol es lo que exigimos!, pero no de palabra sino de derecho. Que la banca vea a estas nuevas sociedades como sujetos de crédito, y que los ciudadanos podamos verificar en una cámara de comercio aspectos como la existencia, representación y “estado de salud” de un club de fútbol, sería una conquista fabulosa para el deporte que tanta gloria nos dio en el pasado, pero que tanta honorabilidad reclama en el presente.

Julio José Orozco O.
OROZCO Legal & Co.
www.orozco.legal
Copyright © 2006 – 2016

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *